Contenido

content

Content of article

Los musulmanes aprenden sobre su religión por dos fuentes básicas, el Corán y la Sunnah del Profeta Muhammad (saw).

El Corán.

“…El Corán no puede ser traducido. …El libro está traducido casi literalmente y cada esfuerzo se ha hecho para elegir el lenguaje refinado. Pero, el resultado no es el Glorioso Corán, que su inimitable sinfonía, el simple sonido que estremece al hombre hasta las lágrimas y al estasis. Es sólo un intento para presentar el significado del Corán, y quizás, algo del encantador idioma inglés. No puede tomar el lugar del Corán en árabe, ni tiene la intensión de hacerlo…”. Marmaduke Pickthall. “The Meaning of the Glorious Corán”.
“En virtud de su peculiar estructura, el idioma árabe toma para sí mismo una admirablemente y concisa manera de discurso. El Islam engloba las características del lenguaje y la psicología tan peculiar de su gente. Por lo tanto “el carácter milagroso” del estilo y composición del Corán, presentado por los musulmanes como el argumento más fuerte a favor de la autenticidad de su fe. El triunfo del Islam fue en cierta medida el triunfo del lenguaje, más precisamente, el de un Libro”. Philip Hitti. “Los Árabes: Una breve Historia”. Pinceton University Press: 1943, pp. 26-27.

Para los musulmanes, el Corán es la Palabra Literal de Dios, que reveló a su Profeta Muhammad (saw), por medio del ángel Gabriel.

{…la revelación del Liblo [el Corán] proviene del Señor del Universo} 

(Corán 32: 2).

El Corán en árabe es tan extenso como el Nuevo Testamento de los cristianos. En la mayoría de las ediciones tiene entre 400 y 600 páginas. El Corán contiene más de seis mil versos (aa-yat en árabe) que fueron reveladas durante 23 años aproximadamente. Los versos están agrupados en 114 suras o capítulos de longitud irregular.

En contraste con la Biblia en hebreo y el Nuevo Testamento, el Corán fue pronunciado por una sola persona, que recitaba lo que había escuchado del ángel Gabriel. Por el otro lado, ambas escrituras, las de los judíos y de los cristianos, son colecciones de varios libros que fueron escritos por diferentes personas que no vivieron durante el mismo periodo de tiempo ni en el mismo lugar.

El Corán tiene ambas formas, la escrita como libro, y la oral, la recitada. Para los musulmanes, el Corán no es sólo “un libro”, sino “El Libro”. Sin embargo, el verdadero poder del Corán está en la recitación.

¿Qué hace al Corán tan especial?

1.   Entre todas las escrituras, sólo el Corán existe en el idioma original en el que fue revelado, el árabe.

2.   El Corán en idioma árabe, no será lo mismo en sus traducciones. La Biblia es la Biblia, no importa en qué idioma esté, pero cualquier traducción del Coránno será la Palabra de Dios. En el Corán están exactamente las palabras en árabe dichas por Dios y reveladas al Profeta Muhammad (saw). Dios dice en el Corán: 

{Y ciertamente lo hemos revelado en idioma árabe…} 

(Corán 12: 2).

3.   Los musulmanes creen que el Corán es el único Libro revelado por Dios que ha permanecido sin cambios por más de 1400 años. El Corán que se lee y recita hoy en día es exactamente el mismo Corán que fue leído y recitado durante el tiempo del Profeta del Islam (saw).

Por último, los musulmanes creen que el Corán es la verdadera Palabra de Dios por diferentes razones:

Los milagros del Corán:

El Corán (en su idioma original) está considerado ser inimitable, no tiene equivalente. Los seres humanos, sin importar cuánto lo intenten, no son capaces de reproducir algo con tanta belleza, elocuencia, y sabiduría. Los profetas anteriores demostraron su profecía a través de milagros. El Corán es el milagro viviente del Profeta Muhammad (saw) quien nunca asistió a la escuela. Durante su vida, nunca leyó un libro, o recibió educación alguna. ¿Cómo podría un hombre analfabeta –en el sentido moderno de la palabra– de repente producir un libro de tanta elocuencia a la edad de cuarenta años?

Los milagros científicos del Corán.

El Corán tiene información científica que se desconocía hace 1400 años. He aquí algunos ejemplos:

∙ El desarrollo del embrión es descrito detalladamente en el Corán (23: 12-14). Es sorprendente que el reconocido Dr. Keith Moore[i] dijo: “Es claro para mí que las declaraciones de Muhammad (saw)  deben venir de Dios porque todo este conocimiento no fue descubierto hasta varios siglos después. Esto me demuestra que Muhammad (saw) debe ser un mensajero de Dios”. [ii]

El Sol no está estático, sino que se mueve en una dirección específica.

(Corán 36: 38)

∙  Las cosas vivientes compuestas principalmente de agua fue descubierto sólo después de haber inventado el microscopio, sin embargo, el Corán dice:

 {…creamos del agua todo ser vivo ¿es que aún después de eso no creerán?} 

(Corán 21: 30).

∙  El hecho de que las montañas tienen “estacas” profundas como raíces, no se sabía, hasta después del desarrollo de la teoría de las placas tectónicas, a principios del siglo XX, sin embargo el Corán dice:

 {Por cierto que dispusimos la Tierra como un lecho, y a las montañas como estacas} 

(Corán 78: 6-7).

¿Cuál era la fuente de dicha información? La única respuesta razonable es que fue Dios quien envió el Corán al Profeta Muhammad (saw).

{Si dudan de lo que le hemos revelado a Nuestro siervo [Muhammad] traigan una sura similar…} 

(Corán 2: 23).

El Contenido y las enseñanzas del Corán.

En el Corán, Dios habla en primera persona, se describe a Sí Mismo, a los principios de la creencia, y al destino del hombre en la vida después de la muerte. Contiene las historias de los profetas anteriores y de sus comunidades. Tiene oraciones y palabras inspiradoras. Nos describe cómo el Creador diseñó al Universo y cómo se desarrolla el feto en el útero. Examina el corazón y la mente del hombre. Dios también establece sus leyes. Le dice a la gente cómo rezar, ayunar, y cuidar al necesitado. Le dice a la gente que deberían acatar las instrucciones de Dios únicamente por el amor a Dios, no por ningún propósito mundanal. Le advierte a aquellos que niegan el mensaje de Dios, que serán lanzados al fuego del Infierno, y les promete a aquellos que aceptan el mensaje que les será dada la felicidad del Paraíso. Mucho más que la Biblia judeo-cristiana, el Corán habla específicamente de Dios. Sin importar el tema que sea, el Corán se remite al tema de Dios al mencionarlo por uno o más de sus divinos Nombres, tales como “Dios es el Todopoderoso, el Omnisciente”. La compasión y misericordia de Dios están mencionadas 192 veces en el Corán, en comparación con 17 veces que se menciona a su ira. Se describe en detalle la interrelación de los seres humanos, tales como la ley de la herencia y del matrimonio. A pesar de todo esto, no es puramente un trabajo de teología, de ley, de historia o de ciencias naturales, es todos estos temas y ninguno de ellos al mismo tiempo. Es más que la suma de sus componentes.

La Sunnah.

Durante la vida del Profeta Muhammad (saw) y después de su muerte, sus compañeros preservaron sus dichos y palabras, recolectándolos y escribiéndolos. A cada reporte acerca del Profeta Muhammad (saw) se le conoce como “hadiz”, mientras que la “Sunnah” se refiere a las enseñanzas y a la manera de vivir del Profeta (saw). Es central que para entender el Islam sin la Sunnah, uno no puede realmente entender el cómo implementar el Islam. La Sunnah está presente en los libros de hadices. Los sabios musulmanes desarrollaron un sistema sofisticado para investigar el material transmitido (o los hadices) para asegurar su precisión:

∙ Examinaron los nombres de la gente que escuchó o vio al Profeta Muhammad (saw).

∙   La reputación de cada narrador.

∙  La cadena de narración fue examinada para determinar si alguno de los narradores estaba considerado no fidedigno o era de memoria débil.

∙  El texto de los hadices fue examinado cuidadosamente para ver si no tenía elementos que contradijeran al Corán mismo o a otras tradiciones verídicas.

Basándose en los resultados de los estudios, los hadices fueron clasificados en cuatro tipos diferentes: auténticos, buenos, débiles, o fabricados. Sólo las dos primeras categorías están certificadas por los sabios musulmanes.

Entre las más reconocidas colecciones de hadices están aquellas del Imam Bukhari, de Bukhara (una ciudad de la ahora Uzbekistan), y del Imam Muslim, de Persia. Las colecciones de hadices están consideradas como las más auténticas. Las traducciones al español se pueden consultar fácilmente en internet. Es la colección de dichos y acciones del Profeta (saw), catalogadas por tema (tales como la fe, el trabajo, los testimonios, las oraciones, el ayuno, la caridad, el matrimonio, las finanzas) que fueron compiladas en los primeros siglos del Islam. 

M. Z. Siddiqui, un sabio musulmán, resumió cómo la Sunnah fue preservada:

“Los hadices, es decir, los reportes de los dichos y hechos de Muhammad (saw) ha sido un tema de búsqueda profunda y de estudios constantes por los musulmanes a través del mundo musulmán desde el mero principio de la historia del Islam hasta tiempos presentes. Durante la vida del Muhammad (saw) varios de sus Compañeros trataron de aprender de memoria cualquier cosa que él decía, y observaban cuidadosamente todo lo que hacía, y se informaban sobre todo esto unos a otros. Uno de ellos escribía lo que el Profeta (saw) decía en un Saheefahs (rollos), y se les leía posteriormente a los estudiantes, y los cuales fueron preservados con sus familias y también por sus Seguidores. Luego de la muerte de Muhammad (saw), cuando sus compañeros se esparcieron en varios países, algunos de ellos así como sus seguidores tomaron largos y cansados viajes, sufrieron de pobrezas y penurias con el objetivo de colectar todos los hadices juntos. …Su extraordinaria actividad referente a la conservación y propagación de los hadices es única en la historia de la literatura del mundo… [Y la excelencia de su ciencia permanece] sin igual en la historia literaria del mundo incluso hoy día” [iii] 

Si comparamos esto con el caso de Paul y los orígenes del cristianismo, podemos decir que, Paul nunca conoció a Jesús, por lo tanto no pudo rastrear las enseñanzas de Jesús. Por consiguiente, enfrentó la oposición de varios de los discípulos de Jesús que conocían de primera mano lo que él había dicho. Desafortunadamente, muchas de las afirmaciones hechas por los primeros cristianos fue el no rastrear a Jesús, así que nada similar a los hadices o a la Sunnah desarrollaron los cristianos. Como resultado, la religión se apartó de las verdaderas enseñanzas de Jesús.

El Corán vs Hadices.

 Los versos del Corán son únicos en su estilo. Desde la rima hasta la prosa, hay ciertas maneras en las que la información es presentada, utilizando cierto tipo de construcciones. Las palabras del Profeta Muhammad (saw), o los hadices, que forman la Sunnah, son palabras que él habló a la gente, y no tienen ni rima ni tampoco fueron recitados con una voz melodiosa. El siguiente es un ejemplo de la diferencia de estilo. La primera selección es un verso del Corán. Los dos siguientes son hadices muy conocidos del Profeta Muhammad (saw):

Del Corán:

{¡Oh, creyentes!, ¿quieren que les diga sobre un negocio que los salvará del castigo doloroso? Creer en Allah y en su Mensajero, contribuyan por la causa de Allah con sus bienes y compartan, pues ello es mejor para ustedes. ¡Si supieran!}

 (Corán 61: 10-11)

Del Hadiz:

“Cuanto mayor sea una persona, más crecen sus deseos en dos cosas: riquezas y longevidad”.

Bukhari.

“El aprender es una obligación de cada musulmán, hombre o mujer”.

Bukhari

Como se podrá observar, el tono y el estilo del Corán es claramente diferente en el idioma árabe del tono del hadiz que son como palabras sabias, declaraciones de un profesor a sus estudiantes. 

  1. [i] Profesor emérito en Anatomía y Células embriológicas de la Universidad de Toronto, Canadá. El Dr. Moore es miembro fundador de la Asociación Americana de la Clínica de Anatomistas (AACA), y fue el presidente de la AACA de 1989 a 1991.
  2. [ii] Comentario hecho en 1981, durante la Séptima Conferencia Médica en Dammam, Saudi Arabia. El video puede verse en http://www.islamreligion.com/v...
  3. [iii] M. Z. Siddiqi. “La Literatura de Hadiz: Sus orígenes, desarrollo, sus características especiales y crítica. Calcuta: Calcutata University Press, 1961, pp. 4-5.


Comentarios