Contenido

content

Content of article

Aleyas 213 – 242 Instrucciones para la vida

LA humanidad era una sola nación con una sola religión, pero pronto la gente inventó sus propias religiones. Así que Dios envió profetas y mensajeros con albricias, advertencias y guía para resolver las disputas. La gente comenzó más disputas por la rivalidad. Dios guio a quienes creyeron, Él guía a quien quiere.

¿Crees que entrarás al Paraíso sin pasar por pruebas, aunque has visto lo que ocurrió en el pasado? Ellos fueron afligidos con pobreza y penurias hasta que incluso sus mensajeros clamaron a Dios. La ayuda de Dios está al alcance de la mano.

Cuando les pregunten en qué deben gastar en caridad, díganles que gasten en sus padres y parientes, en los huérfanos, los necesitados y los viajeros insolventes. Dios sabe el buen que hacen. Combatir es obligatorio, aunque no les guste. Quizás a ustedes les disgusten cosas que son buenas para ustedes y amen cosas que son malas para ustedes. Dios sabe, ustedes no.

Combatir en el mes sagrado y hacer el mal en la mezquita sagrada son ofensas más graves que matar.[1] Cuando pregunten sobre la caridad, díganles que gasten lo que puedan. Dios aclara Sus revelaciones para que puedan reflexionar. Traten con justicia a los huérfanos. No se casen con una persona politeísta hasta que crea. Un esclavo creyente es mejor que una persona libre politeísta. Los politeístas te invitan al Infierno mientras que Dios te invita al Paraíso y al perdón.

No tengan relaciones sexuales cuando su esposa esté menstruando, esperen hasta que se purifique. Dios ama a quienes son limpios. Tengan relaciones sexuales en cualquier forma que les resulte placentera, pero no contravengan los mandamientos de Dios. Cuiden su futuro. No usen el nombre de Dios en juramentos o como excusa, pero no hay culpa si lo hacen sin intención.

Quienes renuncian a las relaciones sexuales con sus cónyuges tienen una limitación de cuatro meses. Después de eso debe haber reconciliación o divorcio. Las mujeres divorciadas deben esperar tres períodos menstruales antes de volver a casarse y no deben ocultar su embarazo. En ese período pueden reconciliarse. Las esposas tienen derechos similares a sus obligaciones, pero los esposos tienen un grado de responsabilidad sobre ellas. Solo hay dos divorcios revocables. El tercero es irrevocable. No devuelvan ningún regalo a menos que sea de acuerdo mutuo. Después del tercer divorcio una pareja no puede casarse a menos que la mujer se case y consume su matrimonio con otro hombre y luego sea divorciada. Durante el divorcio actúen con dignidad y honor y no causen problemas. Dios lo ve todo.

La lactancia materna es de dos años si es deseable, el mantenimiento es responsabilidad del padre. Ninguna persona debe sufrir por su hijo. Traten a las nodrizas de manera honorable. Una viuda debe esperar cuatro meses y diez días antes de volver a casarse. Está permitido proponer matrimonio durante el período de espera, sin embargo, no deben confirmar el matrimonio hasta después. Es aceptable divorciar a la esposa antes de la consumación si no se ha establecido la dote, pero denle algo acorde a sus posibilidades. Y si ya establecieron la dote, deben darle la mitad de lo acordado a menos que ella renuncie a su parte, o que el hombre prefiera darle la dote completa, y esto último es lo más honorable. Cumplan las oraciones prescritas, en especial la de la tarde. Si temen algún peligro, oren mientras caminan o corren. Mantengan a las viudas durante un año y no las expulsen de sus hogares.[2]Traten a las divorciadas de forma justa.

Aleyas 243 – 260 Historias y reflexiones

Reflexiona sobre la gente que huyó de sus hogares temiendo la muerte. Dios los hizo morir y luego volver a la vida. Combate por la causa de Dios. Dale a Dios un buen préstamo y Él lo aumentará muchas veces. Reflexiona sobre lo que ocurrió después de la muerte de Moisés. A los judíos se les ordenó luchar en la causa de Dios, pero la mayoría se negó. Saúl fue elegido por Dios para que fuera rey, pero muchos cuestionaron su dignidad. Su profeta les dijo que el Arca de la Alianza vendría como señal de su reinado. En el río la mayoría de ellos falló la prueba de Dios. Pero los creyentes de entre ellos sabían que a menudo Dios apoyaba a los grupos pequeños. Por voluntad de Dios, David mató a Goliat y recibió el reino de Saúl. Dios rechazó a un grupo de personas por el poder de otro.

Mujámmad (Dios lo bendiga) es uno de los mensajeros, y algunos mensajeros son exaltados por encima de otros. Dios habló directamente a algunos. A Jesús se le dieron pruebas claras y fue apoyado por el Espíritu Santo (Gabriel). Si Dios hubiera querido, algunos grupos de personas no se habrían peleado entre sí. Den caridad de lo que Dios les ha proveído antes de que llegue el Día en que no habrá negociación ni intercesión.

Dios, no existe deidad excepto Él. Él no duerme y todo Le pertenece. No hay intercesión sin Su permiso, y Su conocimiento incluye todo aspecto del pasado, el presente y el futuro. Su conocimiento es incomprensible excepto por lo que Él revela. Su trono es más vasto que los cielos y la tierra, y protegerlos no lo agobia. Él es el Altísimo.

No cabe coacción en la religión. Quienquiera que rechace las fuerzas de Satanás tiene un asidero firme que no se romperá. Dios guía de la oscuridad a la luz, pero Satanás conduce de la luz a la oscuridad. Reflexiona sobre Nimrod y Abraham. Nimrod se consideraba a sí mismo un dios, pero Abraham le señaló su error. Y piensa en el Profeta Esdras que estuvo muerto durante 100 years. Esdras vio el poder de Dios sobre la vida y la muerte. Y considera cuando Dios le mostró a Abraham cómo traer pájaros de vuelta a la vida.

Aleyas 261 – 283 Caridad y contratos

Aquellos que gastan para agradar a Dios serán recompensados muchas veces. Aquellos que no recuerden a las personas su benevolencia ni sigan sus obras de caridad con palabras hirientes, verán su recompensa. Dios recuerda este hecho con parábolas y nos advierte que no debemos hacer que nuestra caridad no valga nada. Da de las mejores cosas que tengas, no de lo que ya no te es útil.

Satanás te amenaza con la pobreza y trata de hacerte cometer pecado, mientras que Dios te ofrece Su perdón y Sus bondades. Dios da sabiduría a quien Él quiere, y quien recibe sabiduría ciertamente es bendecido con mucho bien. Dios conoce tu caridad y tus votos. La caridad pública es buena, pero la caridad privada es mejor. Esto anulará algunos de tus pecados. El Profeta Mujámmad no es responsable de guiar, Dios guía a quien Él quiere. La caridad para complacer a Dios estará a tu favor, te será devuelta en su totalidad. Da a los necesitados mientras te ocupas en la obra de Dios. Puedes reconocerlos por su apariencia y Dios sabe lo que gastas. Aquellos que dan caridad abiertamente y en secreto no tienen nada que temer. El comercio es legal, pero el interés está prohibido: conduce al Infierno. El interés está maldito, la caridad es bendecida. Escriban contratos cuando se presten unos a otros y háganlo en presencia de testigos. Esto es más justo, pero innecesario para transacciones de negocios pequeños. En un viaje las promesas pueden remplazar los contratos. No oculten el testimonio.

Aleyas 284 – 286 Fe y súplica

Todo Le pertenece a Dios. Se te pedirá que respondas por todo lo que hagas. Dios perdonará o castigará como Le plazca. Él tiene el control completo. El profeta Mujámmad y los creyentes creen lo que él ha revelado. Ellos creen en Dios, Sus ángeles, Sus libros y todos Sus profetas por igual. Escuchan y obedecen. Dios no carga a nadie con más de lo que puede soportar. Cada persona afrontará las consecuencias de sus actos. Los creyentes le piden a Dios que perdone su olvido y sus errores, que no los cargue como fueron cargados los que vinieron antes que ellos, y que no les imponga una carga que no puedan soportar. Piden perdón, misericordia y ayuda contra los incrédulos.

  1. La disposición legal de esta aleya (2:17) fue abrogada por la aleya 9:36.
  2. La disposición legal en la aleya 2:240 fue abrogada por la aleya 4:12.


Comentarios