Contenido

content

content of poster

Narrado por Aisha:

La gente de la tribu Quraish estaban preocupados acerca de la mujer que robó Makhzumiya durante la conquista. Ellos dijeron. "Nadie se atreve a hablar con él (es decir, con el mensajero de Allah, sal-la Al-lahu Aleihi wa sal-lam) Excepto Usama bin Zaid ya que es el más querido por el Mensajero de Allah.La mujer fue llevada ante el Mensajero de Allah y Usama bin Zaid habló con él sobre ella. Pero cuando habló con él, el color de la cara del Mensajero de Allah cambió, y él, sal-la Al-lahu Aleihi wa sal-lam, Dijo: "¿Estás intercediendo en relación con uno de los Hadd (castigos corporales) decretado por Allah?" Usama le dijo: "Oh Mensajero de Allah pide a Allah que me perdone!" Cuando llegó la noche, el Mensajero de Allah se levantó y alabó y glorificó a Allah, el poderoso y sublime, como se merece, y luego dijo: "Nuestros antepasados fueron destruidos porque cada vez que una persona noble robaba, lo dejaban ir. Pero si uno que era débil (o pobre) robaba, lo castigaban". Luego dijo: "Por Aquel en cuyas manos está mi alma, si Fátima, hija de Muhammad robara, yo le cortaría la mano."

Comentarios