Contenido

content

content of video

Description

Cuando el Profeta Muhammad (que la paz sea con él) envió cartas a los gobernantes y reyes de todo el mundo invitándolos al islam, una de estas cartas fue enviada a Heraclio, el emperador romano en ese momento. Cuando Heraclio recibió y leyó esta carta, llamó a algunos de los árabes para preguntarles sobre el profeta Muhammad. Una de estos árabes pasó a ser Abu Sufian, el líder de la Meca en ese momento y quien solía ser uno de los enemigos del islam a pesar de que era un pariente del profeta Muhammad.


Etiquetado en: Islam

Comentarios

Mantente actualizado