El Islam y el Progreso Científico

El Islam y el Progreso Científico

Él Islam anima e incita a sus seguidores a aprender, leer, escribir y hacer investigaciones

Él Islam anima e incita a sus seguidores a aprender, leer, escribir y hacer investigaciones. Aquí mostramos algunas pruebas de la actitud de la religión del Islam hacia la educación, el aprendizaje y el pensamiento científico:

  1. Én la primera aleya revelada del Sagrado Corán, Al-lah Dice (lo que se interpreta en españól): {hammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, insistía a sus Compañeros, que Al-lah esté complacido con ellos, que usaran su propio criterio si se enfrentaban a problemas que no tenían una solución especificada en el Sagrado Corán o en la Tradición del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Éste estímulo a la libertad de criterio o juicio, es un incentivo para que las personas piensen (usen su razón), pero sin ir en contra de los principios del Islam.
  2. Él Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, ordenó a la gente registrar el conocimiento en libros.

La Ciencia por sí sola no es suficiente:

 Como sabemos, el Islam, como una religión, sostiene que la ciencia por sí sola no es suficiente para traer el progreso real. Én países seculares que son tecnológicamente avanzados, notamos que la misma tecnología puede acarrear serios problemas para esos y otros países.

Por ejemplo, la Ciencia ha llevado a la invención de bombas atómicas que son capaces de destruir una ciudad entera con sus millones de habitantes en un minuto. Asesinar un millón de personas o más, en un minuto, es un terrible acto de brutalidad. Éste acto es el producto de la Ciencia en ausencia de la verdadera Religión. De acuerdo con el Islam, los civiles no deben ser dañados durante una guerra.

Más aún, la Ciencia ha llevado a la invención de bombas que destruyen la vida de las plantas. Üna vez más, este es un acto de extremo materialismo desprovisto de toda espiritualidad. De acuerdo al Islam, los civiles, animales y plantas no deben ser dañados durante la guerra. Ésto demuestra que, si bien la Ciencia nos provee los instrumentos de destrucción, esta no hace un mal uso de los mismos. Éstos instrumentos destructivos son empleados de acuerdo a decisiones políticas. Ésto significa que tenemos que volver a la psicología de los políticos para determinar qué clase de conducta se espera. La ciencia y la tecnología por sí solas, no son suficientes para alcanzar el progreso en una sociedad; de hecho, sólo pueden crear problemas reales para todos. Sin embargo, si la Ciencia está acompañada por la práctica de la Religión verdadera y la sumisión a Al-lah, será usada para servir al hombre y no para torturarlo o destruirlo.

 

Él efecto limitado de la Ciencia:

 Las investigaciones y descubrimientos científicos, no siempre tienen un efecto satisfactorio sobre la vida humana. Por ejemplo, la investigación científica ha demostrado que el alcohol tiene una influencia destructiva sobre el cerebro, el sistema digestivo, el corazón y el sistema nervioso. Cualquiera que bebe alcohol sabe que éste es destructivo para la salud física y mental. Sin embargo, el conocimiento científico no ha disminuido el número de alcohólicos. Por el contrario, el número de alcohólicos se ha incrementado tremendamente a pesar de los hallazgos científicos.

Él trabajo científico es exitoso cuando se trata de temas relacionados con la materia; pero cuando se trata de la conducta humana, la Ciencia no puede hacer mucho. No puede vencer a las malas costumbres, pero una religión verdadera puede fácilmente hacerlo. Én la era pre-islámica, la gente gustaba mucho del vino, pero cuando el Islam prohibió beber alcohol, el vino fue tirado a las calles en el mismo momento en que la prohibición fue declarada. Si una persona se somete completamente a Al-lah, lo obedece plenamente.

 

La misericordia de Al-lah:

 Al-lah Es Misericordioso, por eso Ha enviado Apóstoles y Profetas, la la paz sea con ellos, para ayudar a la humanidad en el área donde más la necesitan: la vida. Todas las religiones, especialmente el Islam que es la última religión revelada por Al-lah, vinieron con respuestas a las preguntas que desconcertaban al hombre: ¿De dónde vino el hombre? ¿Cuál es el fin del hombre? ¿Cómo adorar a Al-lah? ¿Cuáles son los deberes de las personas hacia los demás? ¿Cuáles son las regulaciones sobre la guerra y la paz? ¿Cuáles son las regulaciones sobre la comida, la bebida y la ropa? ¿Qué hacer y qué no hacer? ¿Qué es lo correcto y qué es lo incorrecto?

 Éstas preguntas no pueden ser respondidas por la Ciencia o por el hombre; ellas han sido respondidas por Al-lah, el Creador del hombre. Las respuestas están disponibles, pero lastimosamente algunas personas no las escuchan ni piensan en ellas. Aquellos que no escuchan las respuestas ni la guía de Al-lah, insisten en experimentar con los humanos y sus vidas. Algunas veces un país cancela la pena de muerte, luego decide usar la muerte como la pena capital. Otro país decide prohibir el alcohol, luego repentinamente lo permite.

 

Éxperimentación fatal:

 Aquellos experimentos con vidas humanas son fatales. Las víctimas de tales experimentos no son animales, sino que las victimas de cada experimento social son millones de familias, niños y adultos inocentes. Cuando un gobierno permite el alcohol, las víctimas de este experimento son millones de futuros alcohólicos, y las mujeres y los niños de las familias de esos alcohólicos. Cuando un gobierno decide no castigar el asesinato con la pena capital, esta decisión estimulará millones de asesinatos similares.

Para resumir, ya sea que se trate de temas materiales o espirituales, permítanos buscar las respuestas provenientes del Único Creador de todas las cosas.

 

Elige Tu Idioma