Contenido

content

Content of article

Tawhid: Monoteísmo, Unicidad absoluta de Dios.


La Unicidad de Allah (subhanahu wa taála –Glorioso y Altísimo-)


Todo lo que existe en el Universo, las galaxias, los planetas, las estrellas, la Tierra, los pueblos que la habitan, y los animales y las plantas en todas sus especies y variedades , todas las etapas de la vida y la muerte, y todos los fenómenos existentes, todo eso existe y acontece conforme a los dictámenes de Allah (S.W.T.).

El Noble Corán, en la mayor parte de sus suras, cuando describe el Universo y sus fenómenos, busca evidenciar y afirmar la existencia del creador. Dice Allah (S.W.T.):

 “Vuestro Señor es Allah, Que ha creado los cielos y la tierra en seis días. Luego, se ha instalado en el Trono. Cubre el día con la noche, que le sigue rápidamente. Y el sol, la luna y las estrellas, sujetos por Su orden. ¿No son Suyas la creación y la orden? ¡Bendito sea Allah, Señor del universo!” (Corán 7:54)

“¿Han tomado amigos en lugar de tomarle a Él? Pues Allah es el Amigo. Él resucita a los muertos, es omnipotente” (Corán 42:9)

Supongamos que fuera admitida la existencia de más de un creador, todo el sistema que rige el universo se desequilibraría a consecuencia de una probable discrepancia entre los creadores, y a eso se refiere el Noble Corán:

“Allah no ha adoptado un hijo, ni hay otro dios junto con Él. Si no, cada dios se habría atribuido lo que hubiera creado y unos habrían sido superiores a otros. ¡Gloria a Allah, Que está por encima de lo que cuentan! El conocedor de lo oculto y de lo patente. ¡Está por encima de lo que Le asocian!” (Corán 23:91-92)

“Si hubiera habido en ellos otros dioses distintos de Allah se habrían corrompido. ¡Gloria a Allah, Señor del Trono, Que está por encima de lo que cuentan! No tendrá Él que responder de lo que hace, pero ellos tendrán que responder. Entonces, ¿han tomado a dioses en lugar de tomarle a Él? Di: « ¡Aportad vuestra prueba!»” (Corán 21:22-24)

El sentido de Kalima At-Tawhid: La ilâha illa Allâh.

En árabe, ilâh significa “aquel que es venerado”, en otras palabras un ser que, debido a su grandeza y poder, es considerado digno de devoción, siendo tratado con la mayor de las deferencias inclinándonos ante Él con sumisión. El concepto ilâh también incluye la posesión del poder infinito, expresa el sentido que los demás son dependientes de este poder, pero que a su vez, éste no depende de nadie. 

Por otra parte, la palabra Allâh, que tendemos a traducir en castellano como “Dios”, es esencialmente el nombre personal de Dios.

La ilâha illa Allâh: Esta frase es la base del Islam, su fundamento y su esencia. No hay otras deidades por derecho, excepto Allah. Afirma la existencia de un DIOS UNICO, poseedor de todos los Atributos Divinos de perfección y significa que nadie ni nada ha de ser adorado excepto Él. No se debe practicar culto alguno que no sea Allah (S.W.T.):

“No he creado a los genios y a los hombres sino para que Me sirvan. No quiero de ellos ningún sustento, no quiero que Me alimenten. Allah es el Proveedor de todo, el Fuerte, el Firme.” (Corán 51: 56-58)

Para la predicación del Monoteísmo, Allah (S.W.T.) envió a los profetas o mensajeros a través de la historia para cumplir con tal responsabilidad:

“Mandamos a cada comunidad un enviado: «Servid a Allah y evitad a los Taguts». A algunos de ellos les dirigió Alá, mientras que otros merecieron extraviarse” (Corán 16:36)

“No cabe coacción en religión. La buena dirección se distingue claramente del descarrío. Quien no cree en los Taguts y cree en Allah, ese tal se ase del asidero más firme, de un asidero irrompible. Allah todo lo oye, todo lo sabe.” (Corán 2: 256)

Taguts: Ídolos, falsos dioses o todo lo que se adora fuera de Allah.

Tawhid es la concepción más elevada del Altísimo, el conocimiento que Allah (S.W.T.) ha enviado a la humanidad por medio de sus profetas. Esta era la sabiduría con la que Adán (La Paz sea con él) fue enviado a la Tierra; el mismo conocimiento que Allah reveló a Noé, Abraham, Moisés (La Paz sea con ellos) y que Muhammad (S.A.W.S.) trajo a la humanidad. Es un saber puro, absoluto, sin la más mínima mancha de ignorancia e ilumina el horizonte con la luz de la realidad.

El politeísta es aquel que cree en Dios, pero cree que Él tiene coparticipes en el poder, rindiendo culto a otros como deidades o símbolos:  

“En lugar de servir a Allah, sirven lo que no puede ni dañarles ni aprovecharles, y dicen: « ¡Éstos son nuestros intercesores ante Allah!» Di: « ¿Es que pretendéis informar a Alá de algo, en los cielos o en la tierra, que Él no sepa?» ¡Gloria a Él! ¡Está por encima de lo que Le asocian!” (Corán 10:18)

“Di: « ¡Venid, que os recitaré lo que vuestro Señor os ha prohibido: que no Le asociéis nada!” (Corán 6:151)

“Allah no perdona que se Le asocie. Pero perdona lo menos grave a quien Él quiere. Quien asocia a Allah comete un gravísimo pecado” (Corán 4:48)

“Es Allah -no hay más dios que Él-, el Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el Misericordioso. Es Allah -no hay más dios que Él-, el Rey, el Santísimo, la Paz, Quien da Seguridad, el Custodio, el Poderoso, el Fuerte, el Sumo. ¡Gloria a Allah! ¡Está por encima de lo que Le asocian! Es Allah, el Creador, el Hacedor, el Formador. Posee los nombres más bellos. Lo que está en los cielos y en la tierra Le glorifica. Es el Poderoso, el Sabio.” (Corán 59:22-24)

La enseñanza más importante y fundamental del profeta Muhammad (Salallahu Alayhi Wa Salaam) es la creencia en la Unidad de Dios (Allah).

“Y vuestro dios es un Dios Único. No hay Dios, excepto Él, el Compasivo, el Misericordioso” (Corán 2:163)

La ilaha il-la Huwa”. (No hay dios sino Él). Aquí hay negación y afirmación.  Su principio es kufr y su final es imán. Significa que no hay nadie digno de ser adorado más que Allah (S.W.T.).

El Universo no contiene a ningún otro ser más digno de alabanza que Allah. Ante Él solamente debemos inclinarnos en sumisión y adoración, ya que Él es el único Ser que posee todo el poder, ya que necesitamos Su favor, y porque todos estamos obligados a buscar Su ayuda.

Para un musulmán, Allah es el Omnipotente, el Creador y el Sustentador del Universo, no es similar a nada y nada se puede comparar con el:

Di: Él, Allah es Uno. Allah, el Señor Absoluto.  Ni engendró ni ha sido engendrado. Y no hay nadie que se Le parezca” (Corán 112:1-4)

La gente del tafsir ha dicho: “Esta áya se reveló como respuesta a los asociadores, cuando preguntaron al Profeta(S.A.W.S.): “¡Descríbenos a tu Dios! ¿Si es de oro, de cobre o de bronce? Dijo Allah, el Altísimo, contestándoles: “Di: Él, Allah es Uno”.

Relató At-Tirmidí, de Ubai ibn Kaab: “Los asociadores (mushrikun) dijeron al Mensajero de Allah (S.A.W.S.): Dinos el linaje de tu Señor. Y Allah, Poderoso y Majestuoso, reveló: “Ni engendró ni ha sido engendrado”.

As-Samad” es el Eterno, el Que permanece imperecedero. Nadie lo aparta ni Él se aparta a Sí mismo.  Verdaderamente, Él puede prescindir de todos, sin embargo, todos lo necesitan a Él. Verdaderamente, Él hace lo que quiere y gobierna como quiere. Él es el Perfecto, no tiene defecto alguno.

No engendró como concibió y dio a luz María, ni fue engendrado como lo fueron Jesús (Isa) y Ezra (Uzair). Y esto es en respuesta a los cristianos y a los judíos que dijeron: Isa es hijo de Allah y Uzair es hijo de Allah.

Y no hay nadie que se le parezca”. Es decir, no hay nada como Él ni nadie que pueda ser comparado a Él.

“Hay, en verdad, en los cielos y en la tierra signos para los creyentes. En vuestra creación y en las bestias que Él esparce hay signos para gente que está convencida. También en la sucesión de la noche y el día, en lo que como sustento Allah hace bajar del cielo, vivificando con ello la tierra después de muerta, y en la variación de los vientos hay signos para gente que comprende. Estas son las aleyas de Allah, que te recitamos conforme a la verdad. Y ¿en qué anuncio van a creer si no creen en Allah y en Sus signos?” (Corán 45:3-6)

“¡Allah! No hay más dios que El. El Viviente, el Subsistente. Ni la somnolencia ni el sueño se apoderan de Él. Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra. ¿Quién podrá interceder ante Él si no es con Su permiso? Conoce su pasado y su futuro, mientras que ellos no abarcan nada de Su ciencia, excepto lo que Él quiere. Su Trono se extiende sobre los cielos y sobre la tierra y su conservación no le resulta onerosa. Él es el Altísimo, el Grandioso.” (Corán 2:255)

“No hay nada que se Le asemeje. Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo ve.Suyas son las llaves de los cielos y de la tierra. Dispensa el sustento a quien Él quiere: a unos con largueza, a otros con mesura. Es omnisciente” (Corán 42:11-12)

La “Kalima” (palabra) primordial en el Islam La ilâha illa Allâh es la expresión de la creencia en Allah (S.W.T.). Esta expresión es la que distingue a un verdadero musulmán de un “Kafir” (Infiel, incrédulo), de un “Mushrik” (El que asocia otras divinidades a Allah), o de un “Dahriya” (Ateo). El hecho de aceptar o negar esta frase crea una enorme diferencia entre los hombres, pero esta diferencia no la hace el solo hecho de pronunciar esta frase sino de la aceptación consciente de esta doctrina y de una adhesión total a sus estipulaciones en la práctica. Si una persona asimila plenamente el sentido del Tawhid, debe necesariamente evitar en sus pensamientos como en su conducta toda forma o rasgo de incredulidad, ateísmo y politeísmo.

FUENTES:

El Sendero Hacia El Islam. Sheikh Ahmad Saleh Mahairi

El Islam como un modo de vida. İsmail Büyükçelebi

Ventanas abiertas hacia la fe (1). İsmail Büyükçelebi

Compendio del Tafsir del Corán. Al-Qurtubi. Tomos I y X

Los Principios del Islam. Al-Maududi

El Noble Corán Español. Abdel Ghani Melara Navío


Comentarios