El Islam exige una relación directa entre el creyente y su Creador

Como la relación entre el creyente y su creador es genuinamente privada y directa, uno no necesita una persona justa a quien confiese sus pecados. Eso indica que el Islam lleva a sus seguidores hacia un camino de autodesarrollo y auto-purificación.

Elige Tu Idioma