Contenido

content

content of poster

Muchos de nosotros pensaríamos que orar es solo una manera de mostrar su obediencia a Dios. Para nuestra sorpresa, cuando uno está completamente concentrado y es humilde durante la oración, su energía cerebral cambiará. Las investigaciones científicas demuestran que la parte que es responsable de la compasión está altamente activada después de una oración humilde. Esto muestra la pérdida del sentido del yo y la conectividad con Dios cuando oramos. La oración beneficia al cuerpo y al alma al integrar la atención plena, la humildad, la afirmación, la devoción y la fortaleza física. Es por eso que rezar es uno de los pilares del Islam.

Comentarios