Contenido

content

Content of article

Importancia de la familia en el islam

En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso

Alabado sea Allah, Quien nos guió agraciándonos con la fe y no hubiéramos podido encaminarnos de no haber sido por Él. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah! Bendice a Muhammad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos y hermanas en el Islam! Tengan temor de Allah (swt), pues la piedad es la mejor provisión. Allah (swt) dice en el Sagrado Corán: “¡Oh, creyentes! Teman a Allah como es debido y no mueran sino sometidos a Él.” (3:102)

También dice Allah en el Sagrado Corán: “¡Oh, humanos! Temed a vuestro Señor Quien os ha creado a partir de un solo ser, del que creó a su cónyuge e hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres. Temed a Allah, en Cuyo nombre os reclamáis vuestros derechos, y respetad los lazos de parentesco. Por cierto que Allah os observa.” (4:1)

¡Hermanos! La familia musulmana es la semilla de una sociedad virtuosa, porque si se logra la piedad del individuo se logra la de la familia, y así la de la sociedad que conforma. El Islam se preocupa por la salud de la familia y establece bases para conformarla. Propone medios para que perdure la unión de la familia y su armonía, para convivan en el amor y la misericordia, Allah dice: “Y entre Sus signos está haberos creado esposas de entre vosotros para que encontréis en ellas sosiego, y puso entre vosotros amor y misericordia. Por cierto que en esto hay signos para quienes reflexionan” (30:21).

Para que la familia viva en una unidad de sentimientos y ternura, Allah dice: “Las mujeres son vuestra protección y vosotros la de ellas” (2:187). El Sagrado Corán explica que los cónyuges se complementen entre sí:

Él es Quien os creó a partir de un solo ser Adán, y del cual hizo surgir a su esposa Eva para que encontrase en ella sosiego” (7:189).

Es inconcebible el desarrollo de las personas si carecen de una familia.

El concepto de familia en el Islam se edifica sobre la mutua comprensión, la consulta, la aceptación del otro tal cual es y el deseo de satisfacer las necesidades del prójimo. El Sagrado Corán evidencia estas pautas sublimes, por ejemplo cuando llega el momento de la lactancia del hijo: “Las madres amamantarán a sus hijos dos años si desean completar la lactancia…. Y no incurren en falta si el padre y la madre, de común acuerdo, deciden destetar al niño” (2:233).

La familia que busca la felicidad y la estabilidad, construye su vida en el respeto a los derechos del cónyuge, el buen trato, los buenos sentimientos, el amor y el cuidado de la unión. Cuando se vive con esta actitud, ambos esposos encuentran la paz y el sosiego que hace mención el Corán.

Pero si una familia se relaciona sobre lo opuesto a estas actitudes, rápidamente se irá desgastando y el amor se irá disolviendo.

Allah, el Sapientísimo, Quien está enterado de todo, sabe que en ocasiones las familias pasan por momentos difíciles y discusiones, y allí el shaitan encuentra una brecha para intenta destruir las familias, por eso, el Sagrado Corán guía los sentimientos para que los integrantes de la familia alcancen nuevamente la paz y la tranquilidad. Allah dice: “Tratad bien a vuestras mujeres en la convivencia. Y si algo de ellas os disgusta, es posible que Allah haya decretado a pesar de esto un bien para vosotros” (4:19).

El Imám Ibn Kazír dijo que significa: “Tener paciencia con la esposa en los momentos difíciles y no recurrir al (pronto) divorcio, a pesar de no sentirse plenamente a gusto, trae gran beneficio en esta vida y en la otra”. Y esta enseñanza es obviamente aplicable a los dos esposos. Puede que una persona ignorante siga simplemente sus pasiones y así destruya si propia vida cuando cambia el amor y la misericordia por sus caprichos. Esa actitud es una advertencia y el comienzo del desmoronamiento de la familia, las discrepancias pequeñas se convierten en grandes diferencias y se pierde la ternura y la paciencia.

¡Cuántas familias hemos visto derrumbarse en sus comienzos como resultado de la falta de consideración y entendimiento!

Muchos investigadores concuerdan en que la separación es el motivo principal del desvío y de la mala conducta; por ello es que la familia debe procurar cuidarse antes de que se produzcan rupturas, indudablemente la vida no siempre es impecable, sino que está expuesta a momentos de felicidad y otros difíciles, pero debemos tener presente que en este mundo todas las cosas, por pequeñas que fuesen, suceden por la Sabiduría de Allah.

¿Cuál es la función de la familia musulmana? La familia musulmana tiene sublimes objetivos:

Hacer que se respeten los límites establecidos por Allah y buscar la complacencia de Allah al construir una familia musulmana. El Profeta (sws) dijo: “El casamiento es parte de mi Sunna, aquel que no obra según mi Sunna no es de los míos. Casaos, que yo estaré orgulloso de que se multipliquen ante las demás comunidades”. Registrado por Ibn Mayah.

La preparación para la crianza y cuidado de los hijos es una de las funciones de la familia. Brindarles una buena educación, ya que la familia es la primera escuela del niño donde aprende las bases de su creencia, los principios del Islam y los valores.

La familia musulmana es responsable ante Allah por la crianza de sus hijos en el Islam ¿Está cumpliendo la familia musulmana verdaderamente este rol? ¿Está preparada para enfrentar los desafíos que propone una sociedad que contradice en muchos aspectos al Islam? ¿Los hijos reciben de sus padres una educación beneficiosa y un buen ejemplo?

Todo descuido o negligencia en la educación traerá malos resultados en la conducta de los hijos y por ende en toda la comunidad islámica: su desarrollo, su pensamiento y su seguridad.

Ocuparse como es debido es un deber de cada integrante de la familia y deberán rendir cuentas de ello el Día del Juicio. El Profeta (sws) dijo: “Todos son pastores, y son responsables de su rebaño. El gobernador es responsable de su pueblo. El hombre es responsable de su familia. La mujer, es responsable de su casa…” Al-Bujari y Muslim.

Es una responsabilidad purificar el hogar de cosas indebidas, hacer cumplir con los preceptos obligatorios a cada miembro de la familia y exhortarles a realizar las obras recomendables.

Uno de los objetivos principales de la familia es fortalecer la unión entre los miembros de la misma familia, que se sientan apegados a los actos de adoración, que sientan atracción por los lugares donde hay un ambiente islámico, como la mezquita, que es un lugar fundamental para el desarrollo del musulmán. Acudir a la mezquita en sí brinda una educación de profundo efecto porque siembra en el alma virtudes, valores y buena educación.

Una familia musulmana que se construye en la fe en Allah, aferrada a la buena moral, que se mantiene relacionada a la mezquita, puede, con el permiso de Allah, hacer surgir sabios, creyentes piadosos, altruistas, líderes sinceros, hombres y mujeres virtuosos, que escriban una página brillante en la historia de las comunidades musulmanes en estos países que vivimos.

¡Hermanos y hermanas! Si se destruye la familia ¿puede sobrevivir una comunidad?

Causa mucho dolor ver familias que no están cumpliendo con su rol educativo, no transmiten la creencia ni los ideales de la fe. La construcción de una familia en forma correcta no es un asunto fácil, sino que es una gran tarea para la cual se necesita de una preparación y deseo. La vida matrimonial no es un juego, no es solamente placer y diversión, sino que implica esfuerzo, responsabilidad y deberes.

Aquel que maltrate a su familia, o no cumpla con sus obligaciones merece el castigo de Allah. Por ello es que el siervo debe buscar la piedad y prepararse para llevar adelante una misión tan importante como conducir una familia. Allah dice: “¡Oh, creyentes! Guardaos a vosotros mismos y a vuestras familias del Fuego, cuyo combustible serán los hombres y las piedras, y en el que habrá Ángeles violentos y severos que no desobedecen a Allah en lo que les ordena, sino que ejecutan cabalmente Sus órdenes” (66:6).

Que Allah nos bendiga con el Grandioso Corán y nos guíe para que Le temamos como Se merece. Y pido a Allah que perdone nuestro errores y faltas, pues Él es Absolvedor, Misericordioso.

Hermanos y hermanas en el islam pidan paz y bendiciones por el Profeta Muhammad, tal como Dios nos enseña en el Corán: “Ciertamente Allah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él”. Corán 33:56


Comentarios